Open and Public Letter – Add your name below

To: The Premier of New South Wales, the Honourable Barry O’Farrell
 
Dear Dr. Peter Phelps MP,

 

We thank you for your prompt reply even though, we have every reason to suspect that your answer to our “Open letter to the Premier of New South Wales’ was nothing but generic, having heard of similar responses to letters from friends in New South Wales.

 

For the purpose of clarity and fairness allow us to quote you on your statements supporting the Pinochet regime in your initial speech of the 11th September, “Tonight I make the case for Augusto Pinochet”.

 

Furthermore, we find no evidence in your speech, and we have examined it closely, indicating that you described Pinochet’s use of extra-judicial killings as “terrible”. On the contrary your statements and the tone of your letter leave us in no doubt as to your moral stance on this matter.” We have to accept that sometimes it is necessary to do bad things to prevent terrible things from happening.”

 

You defend the decision to remove a government that you seem to believe was acting in an “unconstitutional manner”. We absolutely refute your assertions that Salvador Allende’s government was unconstitutional or that in fact as per your letter this belief had overwhelming support by the Chilean people.

 

For your information, the Chamber of Deputies Resolution 81-47 was defeated in the Senate as it failed to obtain the two thirds majority required by the constitution at the time. We are sure you are well able to understand the difference between a Resolution that is passed and one that is defeated. Perhaps if you had kept on reading beyond your Wikipedia reference you may have avoided this incredibly embarrassing blunder.

 

We are dismayed to discover that most, if not all, of your information regarding the Government of Salvador Allende, as presented in your speech and subsequently in your reply, was copied and pasted directly from Wikipedia. We think you should be ashamed of yourself for addressing the Parliament so recklessly and also for your blatant plagiarism. As you have a doctorate in history you ought to be aware that plagiarism is unacceptable.

 

The view you espoused in your speech, that Chile was in the verge of becoming a Stalinist dictatorship appears to be based on’ Libro Blanco el cambio de gobierno en Chile ‘ (The White Book- change of government in Chile) which has long been confirmed to be fabrication, invented propaganda, and not based on fact.

 

You have done no more than reiterate the same pro fascist rhetoric of the right wing sector of Chile of yesteryear. You have chosen to ignore that the great majority of Chileans supported the government. You have chosen to ignore that he was elected on a 50% majority in an election that offered three presidential candidates. You have sought to discredit our president and have offended the memory of our fallen victims of the dictatorship and we will hold you to account on that Dr Phelps.

 

We, Chileans are well versed in political matters and those that have not lived in Chile should tread carefully when analysing our political situation particularly if not entirely familiar with it in terms of their own experience.

 

We understand that no government is free from oversights in the delivery of its agenda, including the government of Salvador Allende; but nothing will ever justify the level of violence that the right wing sector with its paramilitary faction ’ Patria Y Libertad’ provoked in the streets of Santiago. From 1970-1973, Patria y Libertad members were the authors of many successful terrorist attacks including the assassination of two pro government Generals, General Rene Schneider and General Carlos Prats.

 

It would suffice for you to randomly examine some of the information available from the CIA files where you will find actual evidence of the right wing sector of Chilean politics’ attempts to destabilise the government. You will also find historical evidence of Richard Nixon and Henry Kissinger’s support and participation in the coup. You will find evidence of the millions of dollars invested in the overthrow of the government by the United States administration. We encourage you to watch John Pilger’s documentary ’War on Democracy ‘.

 

You may be interested to know that the current president of Chile Mr Sebastian Pineira, has himself stated that the excesses of the Pinochet dictatorship were unjustified and should not have occurred.

 

You have sadly fallen victim to parroting outdated and erroneous information from less than reputable sources. You really should be ashamed of yourself for your lack of rigor, discipline and incredible ignorance not to mention arrogance to believe you could espouse views that justify torture, death and imprisonment as part and parcel of the duties of government.

 

We find you wanting in so many ways, that we will first invite you to resign your post and save face in front of the Australian Parliament. We remain open to a public retraction and apology to our community.

 

Dr. Phelps, if nothing else, you may rest assured that the Chilean community in Australia is united in its endeavours to bring you to account on this matter and we will not desist in our efforts until a total retraction and public apology are forthcoming.
Yours truly,

 

Maria T. Mardones, on behalf of Melbourne Chile Solidarity
“We do not forgive …We do not forget”

 

8 Penny Lane Berwick 3806
Mob. 0429 947 776

 

 
mariatmardones@hotmail.com
chilesolidarity@hotmail.com

Send you name and city to the above e-mails addresses

Jaime Castillo Petruzzi Al rescate del preso político

foto_0120081206211930jaime-castillo

La arbitrariedad primero y las irregularidades después, han sido el signo de la situación carcelaria que en Perú enfrenta por más de 19 años el ex militante del MIR chileno y activo opositor a la dictadura de Pinochet, Jaime Castillo Petruzzi (57). Permanece recluido en la cárcel de Ancón I (ver PF 781) a la espera que un tratado bilateral existente entre Chile y Perú le permita ser trasladado y concluir lo que resta de su pena en una prisión chilena.
Hasta ahora no hay explicaciones respecto de la lentitud para aplicar el acuerdo vigente desde septiembre de 2012 entre ambos países. Jorge Acuña, representante legal en Chile de Castillo Petruzzi, afirma que “este tipo de tratados es común. Perú los tiene con varios países y Chile también, para permitir que las personas cumplan las condenas en sus países de origen, que en el espíritu del tratado facilitaría la reinserción social y por una razón humanitaria acercaría a los condenados al entorno social y cultural que han tenido durante su vida”.
Acuña puntualiza que hay que tener claro que este acuerdo “no implica beneficios carcelarios como podría pensarse. Se refiere a la voluntad de los Estados. La persona debe solicitar a su Estado o al país en que se encuentra preso, su voluntad de ser trasladado… y son los gobiernos quienes deciden o niegan esa posibilidad”.

PRESO POLITICO EN PERU
Consultado sobre las duras condiciones a que ha sido sometido el ex militante del MIR, Jorge Acuña asegura que Castillo Petruzzi “representa cierta dignidad personal, una identidad política que hoy no está en boga… Ha mantenido una conducta ejemplar de preso político, fiel a sus convicciones y eso le ha acarreado consecuencias. A pesar de todas las condiciones adversas se ha mantenido íntegro como persona y como revolucionario”. Subraya que otros que estaban condenados con él, están gozando de beneficios. “Inclusive -dice- lo han cambiado a recintos carcelarios en condiciones más rigurosas. Se podría ver un cierto ensañamiento y quiero pensar que es una situación a la que ya se ha puesto fin en Perú. El espíritu del tratado es testimonio que las autoridades peruanas desean que tanto ciudadanos de ese país como chilenos sean beneficiados”.
En 1994 Jaime Castillo Petruzzi fue juzgado sumariamente por un tribunal militar sin rostro, con testigos no identificados, sin derecho a defensa y condenado a presidio perpetuo bajo el cargo de “traición a la patria”. Cinco años después, la sanción fue anulada gracias a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. No obstante, en 2003 fue condenado a 23 años de cárcel por “terrorismo en contra del Estado peruano”, supuesto delito que se habría configurado por su vinculación política con el Movimiento Revolucionario Túpac Amaru (MRTA).
Convertido en unos de los presos políticos más antiguos de América Latina, Castillo debería haber alcanzado la libertad en febrero de 2010, si se le hubiera reconocido -de acuerdo con la ley- su derecho a beneficios penitenciarios. Sin embargo, meses antes de solicitarlo, el gobierno peruano dejó sin efecto esa ley, por lo que el ex militante del MIR recién saldría libre el 14 de octubre de 2016.

LENTITUD OFICIAL EN CHILE
En relación con los encargados de los trámites para el traslado de Castillo a Chile, Jorge Acuña precisa que “como el tratado entró en vigencia recién en septiembre del año pasado, Jaime Castillo formuló una solicitud formal ante el Consulado de Chile en Lima en octubre de 2012. Sin embargo, por una razón administrativa que ignoro, hasta este momento la instancia chilena que tiene que tramitar el caso, que es el Ministerio de Justicia, no lo ha hecho. El 29 de mayo presentamos formalmente la solicitud de Jaime para que Chile tramite ante el gobierno peruano su solicitud de traslado”.
¿Entonces las autoridades chilenas no habían realizado ninguna gestión, no obstante que Castillo Petruzzi presentó su solicitud en el Consulado?
“Lo que sé es que en la instancia chilena, que es el Ministerio de Justicia, no había antecedente de la solicitud de Jaime Castillo. Cabe precisar que el Ministerio de Relaciones Exteriores de Chile ha hecho varias gestiones para facilitar las visitas de familiares de Jaime. Pero esa no es la instancia para lograr el traslado a Chile”.
Agrega que es esperable un periodo de seis meses para que concluya este trámite. Puntualiza que el tratado no obliga a las partes. “Lo que hay que ver en este caso es que concurran tres voluntades: la del preso, la del Estado trasladante y la del Estado receptor. El tratado no dice que por el hecho de solicitarse el traslado, el Estado deba necesariamente aceptar la solicitud. No se establece ninguna sanción ni mecanismo de apelación, sólo la voluntad de cada Estado. Por una razón humanitaria y de sentido común, como lo han manifestado las autoridades, Chile no tendría inconvenientes en aceptar la solicitud de Jaime Castillo y tenemos un razonable optimismo de que las autoridades peruanas accederán a esa petición”.
Finalmente, el representante legal de Castillo Petruzzi señala que una vez que Jaime Castillo sea trasladado a un recinto carcelario de Chile, se presentará una petición de libertad porque ha cumplido más de los dos tercios de la pena demostrando una ejemplar conducta.

OSVALDO ZAMORANO SILVA

 

(Publicado en “Punto Final”, edición Nº 784, 28 de junio, 2013)

revistapuntofinal@movistar.cl
www.puntofinal.cl
www.pf-memoriahistorica.org

cartadejaimecastillopetruzzipresoenperu

Exclusivo: El listado completo de los agentes de la DINA

dina1El siguiente es el listado completo de los agentes de la DINA, el que fue entregado hace unos años por el Ejército a los tribunales de Justicia. El texto se mantuvo durante un largo periodo guardado bajo llaves, pero el tiempo lo filtró hacia abogados de derechos humanos y un periodista especializados en esta materia.

Este documento, que no ha sido nunca publicado en un medio impreso, ha llegado a Clarín desde el escritorio de un periodista que ha seguido múltiples casos de violaciones a los derechos humanos durante la dictadura. El documento, por tanto, es totalmente fidedigno. Se trata de más de mil agentes, algunos procesados, otros condenados y no pocos ya fallecidos.

Continue reading

Pide terminar la condena en Chile, JAIME Castillo Petruzzi en Perú desde hace 20 años

 

cartadejaimecastillopetruzzipresoenperuUno de los presos políticos más antiguos de América Latina es el chileno Jaime Castillo Petruzzi, que desde hace 20 años permanece en cárceles peruanas. En virtud del tratado bilateral sobre traslado de personas condenadas, suscrito por Chile y Perú en 2012, Castillo Petruzzi podría cumplir el resto de la condena -que termina el 14 de octubre de 2016- en una prisión chilena. Castillo invocó ese derecho el 15 de octubre de 2012 pero las autoridades peruanas no se pronuncian y hacen oídos sordos a las gestiones de familiares y abogados del prisionero.
Jaime Castillo Petruzzi, de 57 años, es un revolucionario cuya historia se remonta a los años 70 en el Frente Estudiantil Revolucionario (FER) y luego en el MIR. En 1974 se vio obligado a exiliarse en Francia. Sólo pudo regresar en 1988. Se trasladó a vivir a Perú, donde colaboró con la lucha popular contra la dictadura de Fujimori. Fue detenido en Lima en 1993, junto con otros chilenos y peruanos acusados de pertenecer al Movimiento Revolucionario Túpac Amaru. Fue juzgado sumariamente en tres horas por un tribunal militar sin rostro, sin derecho a defensa (su abogado no pudo hacer uso de la palabra), y condenado a cadena perpetua por “traición a la patria”.
En mayo de 1994, Jaime Castillo Petruzzi fue trasladado a la cárcel de Yanamayo, Puno, a 4.000 metros de altura, donde permaneció ocho años bajo régimen cerrado especial. Por el difícil acceso y la lejanía del lugar, las condiciones climáticas y las dificultades económicas, en todo ese tiempo recibió por algunas horas, y una vez al año, la visita de sus familiares. En 1995 falleció su madre en Santiago. Por la incomunicación y el aislamiento al que estaba sometido, Castillo recibió la noticia varias semanas después.
Entretanto, sus abogados recurrieron a la Corte Interamericana de Derechos Humanos, que el 30 de mayo de 1999 ordenó al Estado peruano derogar las leyes de excepción que sirvieron de marco a la ley antiterrorista Fujimori-Montesinos y efectuar un nuevo juicio a Castillo Petruzzi, en el marco de la convención de San José de Costa Rica, teniendo que respetarse el debido proceso y el derecho a defensa. No obstante, el gobierno peruano se negó a acatar el fallo de la CIDH.
En abril de 2001, Castillo y otros cinco chilenos encarcelados en Yanamayo iniciaron una huelga de hambre solicitando ser repatriados a Chile. Al mes siguiente fueron trasladados a Lima, y el nuevo gobierno peruano (de Valentín Paniagua) decide reincorporarse a la CIDH y acatar el fallo en el caso de Castillo Petruzzi. En junio fue anulada la sentencia a cadena perpetua y se inició un nuevo proceso. En septiembre de 2003 Jaime Castillo fue condenado a 23 años de prisión y a una reparación civil de 250 mil soles. Otros dos chilenos fueron beneficiados y ya se encuentran en libertad, uno de ellos en régimen de libertad condicional.
Sin embargo, el 14 de octubre de 2009 Jaime Castillo y otros diez prisioneros fueron trasladados en horas de la madrugada al penal especial de régimen cerrado de Ancón I (Piedras Gordas), en las afueras de Lima. Esto fue un duro cambio para Castillo Petruzzi, que en el penal de régimen ordinario Miguel Castro Castro, en Lima, estudiaba y trabajaba. En la cárcel hacía trabajos de artesanía artística, estudiaba ciencias de la comunicación y enseñaba francés e italiano. El mismo día, el gobierno de Alan García promulgó una nueva ley eliminando los beneficios penitenciarios.
Después de un año en Ancón I, Castillo fue enviado de regreso al penal Castro Castro. El 29 de abril de 2011 fue agredido junto a otros presos políticos del pabellón 5 por decenas de reos comunes, con el objetivo de desalojarlos y poder tomar el control del pabellón. El informe médico de Castillo señala contusiones múltiples, 55 cortes en la cabeza, ruptura de los meniscos de la rodilla derecha y heridas cortopunzantes en el cuerpo. Como consecuencia del incidente, fue trasladado de nuevo al penal Ancón I. Después de cinco meses es operado de la rodilla derecha y le reconstruyen los ligamentos. Lo operan mientras permanece esposado a la cama y en presencia de agentes de la policía en la sala de operaciones. Es dado de alta antes de las 24 horas y enviado de vuelta al penal de régimen cerrado de Ancón I. La terapia de ejercicios y recuperación indicada por los médicos sólo fue cumplida en un 25%, ante la negativa de las autoridades de trasladarlo al hospital.
En el penal de Ancón I sufrió duras restricciones: permanece encerrado desde las 9 de la noche hasta las 7 de la mañana, sin TV ni radio. Se apaga la luz a las 10 de la noche y su derecho a patio está reducido a cuatro horas. No tiene derecho a comunicación, a pesar de que después de 19 años de prisión y encontrándose clasificado en régimen ordinario de mediana seguridad, debería poder acceder a teléfono público.
Jaime Castillo podría haber alcanzado su libertad en febrero de 2010 si se le hubiera reconocido, de acuerdo a la ley, su derecho a los beneficios penitenciarios (tres cuartas partes de la pena cumplida; reducción de la pena por motivo de trabajo y estudio). Dentro del actual marco legal peruano, Jaime Castillo recién saldría en libertad cumpliendo íntegra la pena, el 14 de octubre de 2016. Su compañera, Maite Palacios, y su padre, así como numerosos amigos de Castillo en Chile y Perú, vienen realizando gestiones en diversas instancia para que las autoridades peruanas accedan a cumplir en este caso el tratado sobre el traslado de personas condenadas, sin éxito hasta ahora.

FOTO_0120081206211930JAIME CASTILLOJAIME Castillo Petruzzi con su hija Paula en la cárcel de Ancón I. Con su compañera peruana, Maite palacios, tiene dos hijos: Paula y Rocco.

(Publicado en “Punto Final”, edición Nº 781, 17 de mayo, 2013)
revistapuntofinal@movistar.cl
www.puntofinal.cl
www.pf-memoriahistorica.org